• El Parque Matarredonda, con una extensión de 1800 hectáreas, se encuentra al oriente del departamento de Cundinamarca, sobre la cordillera oriental, entre los municipios de Choachí y Ubaque y la ciudad de Bogotá. Su altura está entre los 3300 y 3500 m metros sobre el nivel del mar.

    Este maravilloso lugar, en el que puedes realizar actividades ecológicas, educativas, ecoturismo, camping y sensibilización, hace parte de las zonas de reserva de la sociedad civil y cuenta para la realización de los recorridos de interpretación, con ocho rutas por zonas de páramo, subpáramo y bosque alto andino. Un sitio ideal para los amantes de la naturaleza.

  • El humedal El Salitre es un espacio con gran potencial de recreación activa como pasiva. Por estar en el centro geográfico del Distrito Capital, su oferta de servicios ambientales es muy importante: descontaminación del aire (consumo de CO2 principalmente), producción de oxígeno, mitigación de la propagación del ruido vehicular y de aviones (el bosque sirve de barrera sonora), es importante refugio de aves que habitan el parque Simón Bolívar. 

     

     

  • Ubicada en los cerros orientales de la localidad de Chapinero, la quebrada La Vieja hace parte del grupo de quebradas que ha estado en continuo proceso de restauración y conservación en la ciudad.

    El plan imperdible es hacer travesía de montaña subiendo muy temprano por su ronda para poder respirar el aire puro de la mañana, ver caer el agua por la montaña y escuchar el canto de las aves. Es un recorrido verde, pleno de naturaleza, verdaderamente irrepetible que nos conduce finalmente al mirador de la Virgen, un lugar maravilloso desde donde se puede apreciar una buena parte de la bella Bogotá.

  • Monserrate es uno de los cerros tutelares de Bogotá, ubicado en la cordillera oriental con una altitud de 3152 metros sobre el nivel del mar, hace parte del área de preservación ambiental del borde de la ciudad. Se calcula que, por su origen sedimentario, tiene por lo menos 16 millones de años de antigüedad, con rocas propias de la edad cretácica.

    Se puede disfrutar de una travesía de montaña encontrando vegetación propia de bosque alto andino y algunas de las 58 especies de aves registradas. Monserrate es uno de los lugares imperdibles para visitar en Bogotá.
     

  • Son el principal espacio natural de la ciudad. La barrera montañosa, la conforman los Páramos del Verjón y Cruz Verde, en cuyo piedemonte se ubica el Parque Ambiental Entre nubes, los cerros La Teta Aguanoso y tras este levantándose a más de 3500 metros de altura el Alto de La Viga, Guadalupe, Monserrate, El silencio, El Cable, Piedra Ballena, La Sierra del chico, El Chiscal, El Alto de La Laguna y el Cerro de Pan de Azúcar. 

    Hay varios caminos para acceder a ellos: por la quebrada la vieja, el cerro Monserrate hacia Choachi, por el rio San Cristóbal hacia Ubaque.
     

Páginas