• Monserrate es uno de los cerros tutelares de Bogotá, ubicado en la cordillera oriental con una altitud de 3152 metros sobre el nivel del mar, hace parte del área de preservación ambiental del borde de la ciudad. Se calcula que, por su origen sedimentario, tiene por lo menos 16 millones de años de antigüedad, con rocas propias de la edad cretácica.

    Se puede disfrutar de una travesía de montaña encontrando vegetación propia de bosque alto andino y algunas de las 58 especies de aves registradas. Monserrate es uno de los lugares imperdibles para visitar en Bogotá.
     

  • Son el principal espacio natural de la ciudad. La barrera montañosa, la conforman los Páramos del Verjón y Cruz Verde, en cuyo piedemonte se ubica el Parque Ambiental Entre nubes, los cerros La Teta Aguanoso y tras este levantándose a más de 3500 metros de altura el Alto de La Viga, Guadalupe, Monserrate, El silencio, El Cable, Piedra Ballena, La Sierra del chico, El Chiscal, El Alto de La Laguna y el Cerro de Pan de Azúcar. 

    Hay varios caminos para acceder a ellos: por la quebrada la vieja, el cerro Monserrate hacia Choachi, por el rio San Cristóbal hacia Ubaque.
     

  • Colombia cuenta con la mayor área de paramos representada en el 60% del área de paramos de todo el mundo. De las zonas de páramo de Colombia, el páramo de Sumapaz es la más extensa y se encuentra dentro del perímetro del distrito capital de Bogotá, con una extensión de 178.000 hectáreas y constituye la localidad número 20 del distrito, así mismo forma parte del Parque Nacional natural Sumapaz.

    El Páramo de Sumapaz alcanza alturas superiores a los 4000 metros de altura, donde se encuentran especies vegetales como el encenillo, chusquea, siete cueros, senecio y el frailejón, y conviven también con especies animales como pequeños mamíferos, venados, osos de anteojos y águilas. Esta diversidad es posible a su riqueza como fuente hídrica.
     

  • El Parque Regional La Florida cuenta con tres vías de acceso, tiene a disposición del público 267 hectáreas, conformadas en su mayoría por bosques nativos y especies foráneas, además cuenta con un lago natural que alberga diversas especies endémicas y migratorias. 

    Actualmente es un lugar muy visitado por nacionales y extranjeros; impregnado del aroma a rubor sabanero, La Florida es un escenario que dispone de un extenso paisaje con amplias zonas verdes y la injerencia de un humedal que se extiende en los costados sur y oriental como fuente inagotable de especies nativas y receptor de aves ermitañas y propias. 

  • El parque comenzó a gestarse ante la visita del Papa Pablo VI en el marco del 39° congreso eucarístico en 1968, para lo cual se construyó el templete eucarístico.

    El parque se bautizó con el nombre del libertador en 1979 y se construyó en etapas diferentes. La primera incluyó la plazoleta de eventos, los senderos, la terraza y el canal anexo al lago, así como la siembra de 3.300 árboles. La plazoleta tiene una capacidad para 80.000 espectadores y ha sido el principal escenario para la presentación de conciertos de artistas nacionales e internacionales y el desarrollo de festivales gratuitos como Rock al Parque y el Festival de Verano
     

Páginas